"La vida no es esperar a que pase la tormenta,
es aprender a bailar bajo la lluvia..."

jueves, 8 de octubre de 2009

DANZA CONTEMPORANEA





La danza contemporánea surgió como una reacción en contra de las posiciones y movimientos estilizados del ballet clásico, alejándose de su estricto criterio tradicional y romántico, de cualquier código y regla académica. Fue conocida después de la I Guerra Mundial y ha sido la portadora de una importante función: la comunicación.

Según muchos, esta danza se define más a través de lo que no es que de lo que es. En la danza contemporánea la dinámica del cuerpo proviene de la energía de la persona haciendo que el movimiento alcance cada parte del cuerpo. El espacio es utilizado como una vía natural de expresión a través de cada gesto y del dinamismo del movimiento.

Influenciada por diferentes estilos que fueron desarrollados durante el último siglo en América y Europa, sólo uno de ellos es permanente en la danza contemporánea de hoy: la libertad.

Su ejecución no sólo se desarrolla en posición vertical, es tan rica que se pueden usar diferentes posiciones y niveles. La forma en la que ocurre es siempre caracterizada por la simplicidad y elegancia de su técnica.


Su historia se puede definir en tres períodos:

• 1900: Período marcado por los movimientos libres de las bailarinas Isadora Duncan, Ruth Saint Denis y Mary Wigman, quienes buscaron darle a la danza un sentido más comunicacional, apoyándose en fuentes de inspiración más antiguas a las de occidente.

• 1930: La segunda ola de bailarines modernos surgió en Nueva York, entre los que se cuentan Martha Graham, Doris Humphrey y Charles Weidman. Para estos bailarines la fuente del movimiento era más interna que externa, recurriendo a acciones naturales como el respirar o el caminar.

• 1945: Este período comenzó al finalizar la II Guerra Mundial y aún posee vigencia. Bailarines como Alwin Nikolais, Merce Cunningham, entre otros, fusionaron técnicas provenientes de la danza social, el ballet y la danza moderna.


PIONERAS DE LA DANZA MODERNA

Isadora Duncan



Dio origen al movimiento a través de la escultura griega. Prefirió bailar descalza, dejando de lado a las convencionales y clásicas zapatillas de ballet. Usaba una sencilla túnica como atuendo. Localizó el origen del movimiento en el chakra del plexo solar y creó danzas en las que se alternaba la resistencia y el abandono a la ley de gravedad.

Ruth Saint Denis



Sus composiciones estuvieron basadas en el estilo de las danzas de la India, Egipto y Asia. Comenzó su carrera como bailarina solista, formando posteriormente la compañía Denishawn con su marido Ted Shawn.


Mary Wigman


Su coreografía estuvo inspirada en el mundo asiático y oriental. En sus trabajos, ya fuesen en grupo o como solista, utilizó muchas veces máscaras.

Martha Graham


Su técnica estuvo basada en la relajación y contracción de la respiración (inhalar y exhalar). Sus primeros trabajos eran bastante abstractos ya que se centraban en movimientos del cuerpo, como por ejemplo el iniciado en el torso. Creaciones e interpretaciones posteriores narraron temas místicos y psíquicos.

Doris Humphrey




Su técnica se basó en la caída y recuperación de la dinámica natural de la pisada humana y de la influencia de la fuerza de la gravedad. Las danzas humorísticas, de contenido social y de musicales se hicieron presentes en sus repertorios, tomando los gestos y las palabras como fuentes coreográficas en lugar de sus experiencias obtenidas en la investigación del movimiento.

Merce Cunningham



Localizó el movimiento en la columna vertebral y causó una revolución al mezclar la técnica de Graham con el ballet tradicional.

"Danza es construir, crear algo sólido desde donde contemplar y sondear el infinito. Danzar no es bailar. Bailar es dejarse arrastrar por un ritmo. Danzar es decubrir y hacer visible el movimiento dentro del ritmo. Danzar no es tan sólo seguir un esquema fijado en la mente. Danar es dar libre curso a la danza. Uno sigue el sentido. La coreografía es como el cauce de un río."

Sonia Sanoja - Bailarina Venezolana


La bailarina y coreógrafa Renate Schottelius nació en Alemania en 1921 y falleció en Buenos Aires en 1989. “Inició sus estudios en la Escuela de Opera de Berlín. Al llegar al país, los continuó en el Conservatorio Nacional. En 1944 integró la compañía de Myriam Winslow y a partir de allí ofreció espectáculos en el país y en el exterior. Perfeccionó sus estudios en la escuela de Martha Graham, en Estados Unidos. Fue docente de Técnica y Composición Coreográfica de ballet en el Teatro San Martín y asesora de su Ballet Contemporáneo. De sus coreografías se destacan Galería Humana y Estamos solos” (1).

Cuando tenía 21 años me llegó una invitación para un seminario organizado por gente del Servicio Argentino, viajé a Buenos Aires, sin saber demaciado sobre quien era Renate.
Me encontré con una anciana en un cuerpo de adolescente, que no bailaba, flotaba.
Pasaron los años y cuando tomé consciencia de quien era la profesora que yo tenía adelante, la que me dejó estaciada como nos enseñaba danza contemporánea, con que pasión nos moldeaba, no podía creer, que yo salida de un conservatorio, que mas que técnica me habían enseñado muy buena voluntad para poder subirme a un escenario, estaba ante una leyenda tratando de no perderme ningún movimiento, ninguna palabra de esa anciana con cuerpo de adolescente. Es uno de los más preciados tesoros que no se comparte con nadie, solamente mi corazón supo lo que sentía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada